squig Created with Sketch. Afiniti rock-button paper-button scissors-button Double Squig
News

Alonso Aznar: “La inteligencia artificial va a cambiar todas las industrias”

 

The article was originally published in EXPANSION on 29th November 2017

El hijo de José María Aznar es directivo en una prometedora ‘start up’ estadounidense, Afiniti, que vende tecnología ‘machine learning’ a las grandes ‘telecos’, bancos y aseguradoras del mundo.

Afiniti es una de las start up del momento. Fundada en 2009 en Washington, ofrece inteligencia artificial (una combinación de técnicas de big data y machine learning) dirigida a los call centers, que permite identificar qué operador tiene mayores probabilidades de cerrar una venta con un cliente determinado.

Es una de las últimas compañías en integrar el selecto club de unicornios, después de que en 2016 cerrara una ronda de financiación de 80 millones de dólares que la valoró en 1.600 millones de dólares.

Alcanzaremos ‘break even’ este año y tenemos liquidez. La Bolsa es una alternativa más”

Entre sus clientes se encuentran la mayor parte de las grandes operadoras de telecomunicaciones del mundo, así como bancos, aseguradoras, eléctricas o empresas de distribución. En general, se dirigen a todas aquellas grandes empresas que apalancan parte de su fuerza comercial en un call center.

Nuestros clientes creen en Afiniti porque funciona, no por quién compone su consejo”

Alonso Aznar, uno de los hijos del expresidente del Gobierno José María Aznar, dirige desde hace dos años el negocio de Afiniti en España, Portugal y Latinoamérica. “Es un sector apasionante y de futuro. En unos años, todas las empresas emplearán inteligencia artificial. De lo contrario, desaparecerán o se quedarán obsoletas y rezagadas. Todas las industrias van a cambiar”, sostiene.

El conflicto catalán es el peor problema que afronta la economía española en estos momentos”

Alonso Aznar no es tecnólogo, sino economista. Antes de incorporarse a Afiniti, desarrolló su carrera en el ámbito de las fusiones y adquisiciones, primero en Citi y posteriormente en el fondo estadounidense de private equity Rhône Capital, una de las firmas que participó en la puja por la editorial Santillana.

Salida A Bolsa

Afiniti se encuentra en fase de pre-OPV en Estados Unidos, lo que les imposibilita compartir sus resultados financieros. Según Aznar, no obstante, la salida a Bolsa no se producirá de manera inminente. “Tenemos una buena situación de liquidez y la capacidad de abrir nuevas rondas de financiación o de emitir deuda. La Bolsa es una más de las alternativas que contemplamos”, afirma. “Estamos enfocados en seguir creciendo, pero tenemos un modelo de negocio sólido que nos permitirá llegar a break even este año”, revela.

Una futura OPV permitiría a esta start up financiar potenciales adquisiciones. “Es algo que valoraremos cuando se presente una buena oportunidad”, comenta Aznar.

“Aquí nadie regala nada”
Alonso Aznar estudió en el Colegio Universitario de Estudios Financieros (Cunef). Trabajó durante tres años en la oficina londinense de Citi, en el departamento de fusiones y adquisiciones, y posteriormente otros tres años en el fondo Rhône Capital, entre España y Reino Unido. “Aquí nadie regala nada. Tras finalizar mis estudios me fui a Londres, donde nadie me conocía, para buscar mi sitio”.

Consejo De Administración

La compañía cuenta ya con un millar de empleados. Pero quizás lo más llamativo de Afiniti es la composición de su consejo de administración. El fundador y consejero delegado de esta start up, Zia Chishti, creó anteriormente Align Technology (propietaria de las férulas de ortodoncia Invisalign), valorada en casi 10.000 millones de dólares. Su consejo lo componen, además del propio Chishti, personalidades del mundo financiero y político como Ivan Seidenfeld, ex consejero delegado de Verizon; John Snow, secretario del Tesoro de EEUU entre 2003 y 2006; o José María Aznar.

“No es un consejo tan atípico para una compañía en EEUU. En cualquier caso, la mayoría de sus miembros eran accionistas antes de entrar a formar parte del consejo”, puntualiza el benjamín de los Aznar. “Trabajamos con líderes globales de telecomunicaciones, banca o seguros. Tienen equipos directivos de primer nivel, enfocados en maximizar los resultados para clientes y accionistas. Sería un insulto a su profesionalidad pensar que la composición del consejo de una start up afectaría a sus decisiones de compra. Escogen Afiniti porque les ofrece incrementar la eficacia de sus call centers de forma inmediata y sin necesidad de acometer una inversión fija”, agrega. T-Mobile, por ejemplo, ingresa 70 millones de dólares adicionales al año tras haber optimizado 50 millones de llamadas.

Como directivo de Afiniti, el primer objetivo de Aznar es captar nuevos clientes. “En España las cosas van bien; cumplimos objetivos”, asegura. “Hace dos años éramos tres personas y hoy somos casi veinte”, añade.

Cataluña

Alonso Aznar también responde a las preguntas sobre el conflicto catalán. En su opinión, “es el peor problema que afronta la economía española en estos momentos”. Y advierte: “Podría tardarse décadas en recuperar los daños. En un entorno de crecimiento, el impacto es aún mayor”.

La ‘start up’ de los 1.600 millones de dólares
La tecnología de Afiniti analiza, en tiempo real, infinidad de datos sobre los clientes que llaman a un ‘call center’. Recoge la información de hasta 100 bases de datos, incluyendo históricos de ventas o redes sociales. En función de ello, el algoritmo deriva automáticamente las llamadas al operador idóneo. Así, incrementa la eficacia de cada uno de los operadores de un ‘call center’, con efecto inmediato.
Para comprobar su efectividad, Afiniti sólo actúa el 80% del tiempo. Durante el 20% restante, el sistema permanece desconectado, lo que permite contrastar los resultados -y calcular la comisión que percibirá Afiniti-.
La empresa, con sede en Washington, cuenta con más de 40 patentes y otras más de 100 pendientes de aprobación. Su potencial radica no sólo en el rápido crecimiento de su negocio actual, sino a su plausible entrada en el mundo del comercio, realizando conexiones entre compradores y vendedores dentro de una tienda. “Aplicaríamos biometría facial para reconocer al consumidor y, a través de técnicas de inteligencia artificial, determinar qué vendedor es el idóneo para esa persona”, explica Aznar.

Article Link